close
close
close

¿Puedes amamantar a tu bebé y consumir CBD?

Posted by Open HempShop Team on Apr 30th 2024

¿Puedes amamantar a tu bebé y consumir CBD?

Debido al incremento del consumo de CBD para aliviar diversas molestias, hoy en día, muchas madres sienten curiosidad por saber si pueden tomar CBD durante el tiempo que dure la lactancia de su bebé. Para responder adecuadamente esa inquietud, es preciso saber cómo se produce la leche materna y cómo lo que consumen las madres puede afectar su propia leche. Veamos brevemente el proceso.

La lactancia materna es una práctica natural, de cuya importancia se tiene cada vez mayor consciencia, en todas partes del mundo. No solo proporciona todos los nutrientes que un bebé necesita para crecer y desarrollarse de manera saludable durante los primeros meses de vida, sino también aporta numerosos beneficios para la salud materna, incluidos la reducción del riesgo de cáncer de mama y ovario, una recuperación más rápida después del parto y el fortalecimiento de los vínculos emocionales madre-hijo.

La leche materna se produce como una respuesta del organismo a la demanda hormonal que se genera durante el embarazo y los primeros días del posparto. El sistema endocrino, encargado de esa respuesta, produce inicialmente una sustancia llamado calostro ‒la primera leche que segrega la madre‒ que proporciona al bebé sus primeros nutrientes debido a su alta concentración de células inmunes y anticuerpos.

Luego de producido el calostro, el cuerpo inicia la fabricación de la leche materna normal, rica en grasa, lactosa, vitaminas y proteínas esenciales, la cual se mantendrá en el tiempo, de acuerdo con la demanda diaria que haga el bebé y de otros factores asociados a las condiciones personales de la mujer y al consumo que haga de alimentos, bebidas y otras sustancias.

Durante todo el proceso, el contenido de la leche materna dependerá mucho de lo que la madre ingiera y, para garantizar la máxima calidad de la leche, será indispensable una dieta sana y equilibrada, libre de medicamentos y sustancias que puedan dañar al bebé y afectar a su desarrollo.

Como nuestros lectores saben, el CBD es un cannabinoide derivado de la planta de cannabis, de la cual se extrae también la marihuana, una droga cuyo consumo por parte de una mujer que lacta puede generar efectos graves en el lactante. Aunque, los productos comerciales de CBD provienen de una línea genética del cannabis que posee una proporción mínima de THC (el componente psicoactivo de la marihuana) y, además, la gran mayoría de empresas que lo comercializan, toman las medidas necesarias para producir CBD de alta calidad, no está claro si es seguro consumirlo durante la lactancia.

De acuerdo a lo antes comentado, todo lo que consume una madre se transfiere a la leche materna, incluido el aceite de CBD, por lo cual, habría la necesidad de disponer de estudios específicos sobre los efectos del aceite de CBD en la leche materna, de los cuales se carece hoy en día.

Por ello, aunque no hay duda de que el CBD puede ofrecer algunos beneficios potenciales en los entornos y circunstancias adecuados, las madres deben evitar ingerirlo durante el embarazo y la lactancia debido a la falta de información existente, toda vez que las investigaciones están en sus comienzos y quedan muchas preguntas por responder.

Por ahora, nos parece conveniente evitar el consumo de aceite de CBD durante la lactancia, hasta disponer de pruebas confiables que permitan reconocer cualquier impacto o efectos secundarios posibles, tanto para la madre como para el niño.

No obstante, los productos tópicos de CBD, como cremas y cosméticos, podrían ser una opción viable, debido a que el CBD contenido en ellos no llega al torrente sanguíneo y, por tanto, no afecta la producción de leche materna.

to top